Noticias

10 Aug 2020 - 06:19

Realiza ejercicios para tonificar los brazos

La flacidez en los brazos es un problema que afecta principalmente a las mujeres con el pasar los años. Esto se debe a la degradación de las fibras del colágeno y elastina en la piel, que reduce la elasticidad y el brillo de nuestra piel.

El envejecimiento de la piel no es la única causa de la flacidez, también se debe a la falta de actividad física o a la inestabilidad de peso. Por lo que para mantener el tono muscular de los brazos después de los 30 años es necesario que incluyas en tu rutina un tratamiento de productos para cuidar la piel y una hora diaria de ejercicio.

Beneficios de tonificar los brazos

Además de ayudar a mejorar la autoestima, los ejercicios para mantener los brazos firmes impulsan la energía y la fuerza, aceleran el metabolismo y contribuyen a la salud integral del cuerpo.

Lucir unos brazos tonificados y mejorar el aspecto de nuestro cuerpo reduce las inseguridades, la sensación de estrés, la ansiedad y la depresión. También ayuda con la autoestima y contribuye a que tengas una mejor percepción de ti mismo.

Realizar estos ejercicios diariamente aporta la cantidad de energía necesaria para que el cuerpo funcione correctamente. Al acompañar estos ejercicios con una dieta saludable, el cuerpo es capaz de controlar el peso y evitar la obesidad.

Asimismo, el corazón bombea más sangre, permitiendo que el cerebro funcione mejor y produciendo un incremento en la tasa metabólica para quemar grasa. Es importante mencionar, que para aumentar el metabolismo se deben realizar ejercicios de resistencia, es decir, se debe agregar más fuerza a los músculos mediante mancuernas o botellas de agua.

Ejercicios para tonificar los brazos

Te presentamos una serie de ejercicios para complementar tu rutina diaria y fortalecer bíceps, tríceps, antebrazos y hombros. Lo mejor es que los puedes realizar desde casa utilizando pocos recursos.

Flexiones de pecho

Ubícate boca abajo y coloca las manos al ancho de los hombros. Haz presión en el suelo, levanta tu cuerpo, luego baja despacio y repite el proceso. Intenta contraer el abdomen y mantener el cuerpo recto. Puedes realizar este ejercicio en el piso o con la ayuda de una silla para disminuir su intensidad.

Elevación lateral de hombros

 

Colócate de pie con las manos a los lados y con las piernas flexionadas. Levanta los brazos lateralmente hasta que los codos queden a la altura de los hombros, baja controladamente y repite. Puedes tomar una mancuerna en cada mano para agregar peso extra y aumentar la dificultad.

Flexiones inversas

Colócate delante una superficie estable con al menos 50 centímetros de altura con las manos en la espalda. Dobla las piernas en 90 grados y baja las caderas flexionando los brazos. Regresa a la posición inicial y repite el proceso.

Curl de bíceps

Coloca los pies juntos. Dobla ligeramente las rodillas y empuja los hombros hacia atrás para enderezar la espalda. Alinea los codos con el torso y levanta los brazos hasta el pecho y luego hasta el nivel de la cara. Baja los brazos lentamente y repite el proceso.

Extensión de tríceps

Ponte de pie con los tobillos juntos y las rodillas ligeramente flexionadas. Levanta ambos brazos hasta el techo y pégalos a tus orejas. Flexiona los codos para que las muñecas lleguen hasta la altura de la nuca. Luego estira los codos y repite.

Elevación frontal de hombros

Mientras estás de pie con los tobillos juntos y las rodillas flexionadas, extiende los brazos de forma vertical hasta que estén a la altura del pecho con las manos hacia abajo. Coloca peso adicional en cada mano y baja las manos lentamente hasta que queden paralelos al resto de tu cuerpo, luego eleva los brazos hasta volver a la posición inicial y repite el proceso.

Up-downs

Ubícate boca abajo y levanta tu cuerpo hasta que los codos queden justo bajo los hombros y tus antebrazos queden paralelos pegados al piso. Levántate colocando una mano en el suelo y luego otra hasta quedar en posición de flexiones. Vuelve a apoyar los codos y repite el proceso.

Rutina para mantener el tono muscular en los brazos

Para reafirmar la musculatura de los brazos se requieren altas dosis de constancia y dedicación. Los expertos recomiendan ejercitar los músculos superiores unas tres a cinco veces a la semana y combinar el entrenamiento con ejercicios cardiovasculares para perder grasa y obtener masa muscular.

Al iniciar la rutina para tonificar los brazos, puedes comenzar con tres o cuatro series de cinco repeticiones cada una, sin peso adicional y a medida que se vaya obteniendo fuerza y resistencia se puede subir la intensidad agregando cinco repeticiones a cada serie e incluir el uso de mancuernas o botellas de agua.

Adicionalmente, es importante cuidar la alimentación y llevar una dieta baja en grasa y rica en frutas y vegetales. Se recomienda consumir proteínas magras como el pollo, el pavo, el pescado y la carne de res y de grasas sanas como el aceite de oliva, el aguacate y los frutos secos. Para mantener la piel y el cuerpo hidratado, también es vital tomar al menos dos litros de agua al día.

Tener unos brazos firmes es posible si te ejercitas diariamente. No obstante, si eres de las personas que prefieren divertirse al ejercitarse, puedes practicar varios deportes como la natación o el tenis.

Con estas actividades conseguirás mejorar la musculatura y recuperar la tonicidad de tus bíceps, tríceps, antebrazos y hombros sin dañar las articulaciones. Recuerda que adicionalmente debes seguir una alimentación balanceada y procurar mantener una correcta hidratación de la piel con cremas hidratantes o reafirmantes. Sigue todos estos consejos y notarás el cambio en tus brazos mucho antes de lo que imaginas.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos también ¿Cómo mantener la piel hidratada?

Tags: Deporte