Noticias

07 Jan 2021 - 05:56

Platos sabrosos con umami y manzana

Gracias al sentido del gusto podemos reconocer el sabor de los alimentos. Esta impresión, el sabor, está determinado por unas sensaciones químicas detectadas por el gusto (lengua), y el olfato (olor). Hoy se conocen 5 sabores básicos: amargo, ácido, dulce, salado y umami.

El sabor umami fue descrito en el 1908 por el científico japonés Kikunae Ikeada, que lo identificó como una sensación gustativa distinta a los 4 sabores ya conocidos, y lo denominó como “Umami” que significa “delicioso sabor”. Kikunae Ikeada descubrió que el responsable de este sabor era un aminoácido que se encuentra en las proteínas, el glutamato.

Este quinto sabor cuesta más de reconocer que el resto, y aunque ha sido muy utilizado por la cocina asiática, se ha hecho un hueco en la comida occidental. Aunque nos parezca una novedad, está presente en muchos alimentos que comemos de manera habitual, como el queso parmesano, los espárragos, los tomates, la carne, el marisco, las anchoas, la salsa de soja o el jamón.

Este sabor nos provoca un aumento de la salivación y una sensación aterciopelada, acompañada de una sensación de estar comiendo algo delicioso. Además, si utilizamos alimentos ricos en umami en nuestras recetas, podremos prescindir de la sal, ya que potencia el sabor del resto de alimentos del plato.

Cómo incorporar el sabor umami a nuestras recetas

Aunque no conozcas el quinto sabor, es muy probable que lo estés utilizando de forma inconsciente en tus menús. La correcta combinación de los distintos ingredientes, en una receta, es la clave para conseguir platos que potencien el sabor de cada uno de sus ingredientes, como en nuestra receta de Salmón a la plancha sobre manzana Fuji a la plancha, celeri y crujiente de manzana (incluir link a vídeo). Pero el umami no sólo potencia el sabor, sino que equilibra los otros sabores básicos, ya que, ayuda a bajar la sensación amarga y potencia la dulce, lo que armoniza el sabor del plato.

El sabor umami combina muy bien con los alimentos dulces y nos permite conseguir una sensación en la boca muy agradable.

3 recetas con sabor umami y manzana

Ensalada con crujientes y salsa de soja

Ingredientes (para 4 raciones): 100 g de mezcla de ensalada al gusto, 1 manzana Fuji Livinda, 40 g de cebolla frita crujiente, 40 g de piñones, 40 g de parmesano, 4 cucharadas soperas de salsa de soja, 1 cucharada sopera de miel, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva.

Preparación:

  1. Pelamos la manzana, le quitamos el corazón y la cortamos a rodajas finas.
  2. Con un pelador hacemos tiras el queso parmesano.
  3. En un bol mezclamos la salsa de soja junto con la miel y el aceite de oliva.
  4. Mezclamos las hojas variadas de ensalada junto con la manzana, el parmesano, los piñones y la salsa.
  5. Emplatamos y decoramos con la cebolla frita crujiente por encima.

Si quieres puedes incluir unos chips de manzana que te enseñamos a elaborar en este artículo.

Espárragos verdes y manzana con vinagreta de nueces y pistachos

Ingredientes (para 4 raciones): 1 manojo de espárragos verdes, 1 manzana Royal Gala Livinda, aceite de oliva, 20 g de nueces, 20 g de pistachos tostados y salados.

  1. Limpiamos los espárragos verdes y los cocinamos en la plancha con un poco de aceite de oliva.
  2. Pelamos la manzana y la cortamos a tiras finas. En una sartén salteamos las tiras de manzana con un poco de aceite de oliva durante un par de minutos.
  3. Con ayuda de un mortero trituramos un poco las nueces y los pistachos. Los mezclamos con un poco de aceite de oliva.
  4. Servimos los espárragos verdes con un poco del aliño de frutos secos y finalmente decoramos con las tiras de manzana por encima.

Pinchitos de anchoas y manzana

Ingredientes (para 4 raciones): 8 unidades de anchoas, 1 manzana Opal Livinda, 100 g de queso fresco.

Preparación:

  1. Pelamos la manzana y la cortamos a dados.
  2. Cortamos el queso fresco a dados.
  3. Con ayuda de un palillo montamos el pinchito. Alternamos una anchoa enrollada junto con un trozo de manzana y uno de queso fresco.

Si quieres conocer más recetas de aperitivos puedes verlas en este artículo.

No estamos “formados” para distinguir fácilmente el sabor umami, pero podemos notar los efectos que nos provoca al degustar uno de estos platos, no sólo nos parecen más sabrosos, sino que produce salivación y nos aumenta la sensación de hambre.

Este sabor puedes incorporarlo para potenciar cualquiera de tus platos habituales. Déjate sorprender por la deliciosa combinación del sabor umami combinado con el dulce y anímate a preparar nuestras recetas.  

Tags: Alimentación